Logo de la web InfoApadrinar.net

Imagen cortesía de thavry.com

Info Apadrinar > Actualidad > El papel del apadrinamiento en la educación

El papel del apadrinamiento en la educación

Apadrinar un niño lleva implícito darle una educación y además contribuye al desarrollo de la comunidad dónde se integra

24-08-09

Según estudios, cómo se indica en el informe anual de Unicef para 2008, los hogares hacen frente a la crisis y a la subida de los precios de los alimentos sacando a los niños de las escuelas y poniéndolos a trabajar. Esto es un grave error que Unicef intenta atajar convenciendo que en estas situaciones sacar a los niños de la escuela es una de las peores medidas que se puede llevar a cabo.

Poner a los niños a trabajar en vez de llevarlos a la escuela limita el potencial que tienen cada uno de ellos para formarse y conseguir que en un futuro dichos niños y niñas supongan un catalizador para el desarrollo de su comunidad o país.

El apadrinar un niño conlleva la manutención de sus gastos escolares, por lo que se consigue que el menor siga estudiando en vez de trabajar y perder ese potencial del que hablábamos. Además, parte de las aportaciones de los
Apadrinando se consigue:
  • Pagar profesores
  • Pagar materiales escolares
  • Construir escuelas
  • Otras muchas cosas aparte de la educación
padrinos y madrinas se dedican a otras partidas relacionadas íntimamente con la educación cómo son la compra de materiales escolares y la construcción de escuelas para llevar a cabo la labor docente.

Con ello se consigue en la comunidad del niño o niña apadrinado disponer de escuelas y suficiente material para poder darle una educación de calidad a todos los niños y niñas de la comunidad. La formación temprana o infantil refuerza la creatividad de los apadrinados, que en muchos casos continúan sus estudios superiores, constituyendo de esta manera una importante fuente de conocimiento para el desarrollo.

Los programas de educación contemplan este punto y todos los proyectos de educación que llevan a cabo las ong encargadas de apadrinar niños incluyen la motivación de los niños y niñas por aprender y continuar sus estudios en etapas más avanzadas y procurar que no se dediquen a un trabajo antes de tener al menos la educación básica.

La comunidad internacional también juega un papel importante en la educación de los países menos desarrollados, ya que a través de las actividades llevadas a cabo por el profesorado en las escuelas de los países desarrollados se da a conocer la realidad de los países dónde la escasez de recursos supone una gran limitación para la educación. Así, las asociaciones proponen juegos y trabajos a estos docentes para impartirlos a sus alumnos, de manera que sirvan para sensibilizar sobre las realidades que se viven en países como Perú, Ecuador, Venezuela o Colombia, entre otros muchos.

Por ello la solidaridad internacional supone un pilar que no debemos nunca olvidar. Muchos países disponen de programas de apadrinamiento que por alrededor de 20 euros permite darle a un niño o niña todo esto en cuanto a educación, además de alimento y ayuda para salir adelante.